Prevención de incendios

Los incendios forestales son una gran amenaza para los bosques de Eslovaquia y no es divertido tratar con ellos. Más del 40% de ellos son causados por gente y todo daño es atribuido al responsable. Pueden aplicarse restricciones y prohibiciones a fogatas cuando las condiciones son extremadamente secas y el riesgo de incendio es muy serio. Viento y pasto seco son una combinación particularmente peligrosa.

 

Para una fogata segura, ten en cuenta las siguientes reglas:

  • No se deben hacer fogatas fuera del área establecida para fogatas.
  • Las fogatas requieren un guardafuego, esto es raspar el pasto hasta llegar a la tierra, poner rocas al rededor del hoyo y remover la vegetación y los objetos inflamables como ramas, hojas, agujas etc.
  • Los campistas deben tener agua o una pala para extinguir apropiadamente el fuego.
  • Las fogatas no deben dejarse nunca desatendidas.
  • Al abandonar la fogata, ésta debe ser extinguida apropiadamente de manera que las cenizas estén frías al contacto.
  • Se responsable y seguro.
  • Cerciorate del reglamento local para fogatas y de las condiciones del clima antes de comenzar una.
  • Se confiado y asegurate de que tu fogata no pueda iniciar un incendio en los bosques de los alrededores.
  • Las fogatas deben ser hechas lejos de objetos inflamables como tiendas, arboles sobresalientes, sillas de camping y toldos etc.
  • Está prohibido usar fluidos inflamables para iniciar fogatas.
  • Respeta y conserva los arboles y otras especies vivas. Utiliza madera caída y muerta como combustible para tu fogata. Recuerda: necesitas de un permiso para cortar vegetación viva para madera de fuego.
  • No transportes madera para fogata. Plagas, tales como insectos u otras enfermedades invasivas, pueden destruir nuestros bosques.
  • Mantén el fuego reducido y controlado. Fogatas grandes pueden crecer fuera de control rápidamente y son más difíciles de extinguir.
  • Limita las horas de quema. Esto ayuda a conservar madera, mejora la calidad del aire y reduce el riesgo de incendios.
  • No quemes basura. Esto puede crear olores desagradables, contribuir a la contaminación del aire y dejar desorden en el lugar.
  • Asegurate de que la fogata se haya extinguido antes de abandonarla. Vierte agua y revuelve el fuego. Al terminar, examina las cenizas con tus dedos para estar seguro de que esté apagado.
  • Cuando un fuego está completamente extinguido no hay calor, humo ni vapor.
  • Llama a la guardia forestal para reportar incendios o fogatas desatendidas.
  • Cuando abandones el campamento deja la madera remanente. Transportar madera a un habitat diferente puede propagar enfermedades invasivas e insectos a otros bosques y habitats.